La Enfermedad Arterial Periférica es un importante riesgo para la salud, que a menudo no se detecta. Hacerse una evaluación puede permitir llegar a un diagnóstico y al tratamiento de una enfermedad cardiovascular.